Eficiencia energética y energías renovables: la propuesta para una cultura con conciencia

Por: Esmeralda Valle
Fotografías:

“Producción más limpia” es una de las frases que tiene resonancia en el campo de las ingenierías, y es un concepto que está orientando diversas acciones de producción hacia condiciones ambientales amigables.

Enfocados a un nuevo desarrollo tecnológico, la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA), junto con el Departamento de Ciencias Energéticas y Fluídicas (DCEF), participó en el Taller de “Metodologías para el Diseño de Capacitaciones en el marco de la Academia 4E” impartido en la Escuela de Negocios INCAE, Costa Rica, durante el mes de febrero. Como representante de nuestra universidad participó Ing. Ismael Antonio Sánchez, Docente del departamento.

El taller se desarrolló en el contexto del Programa de Energías Renovables y Eficiencia Energética en Centroamérica, identificado también como “4E”, el cual está vinculado con la Sociedad Alemana Internacional de Cooperación (GIZ).

Ing. Ismael Sánchez mencionó la importancia de instruir a nivel académico a las diversas ingenierías, en el uso y adopción de la eficiencia energética y las energías renovables como formas de producción más limpia, situándonos en uno de los campos de acción de 4E que es divulgar y promover las capacidades institucionales. “La parte académica se ha venido favoreciendo por medio de los cursos que impartimos, y algunas materias que ya están integradas a los pensums”, según lo mencionó el ingeniero. Esta es una operación para enfrentar la poca información que se tiene sobre esta alternativa.

Un aspecto destacado, que señala Sánchez, es la propuesta de 4E sobre las tecnologías renovables para la producción energética, ya que se identificó en la región centroamericana, un alto potencial para utilizar energía fotovoltaica, geotérmica, eólica, entre otras opciones que se consideran en armonía con el medio ambiente y son de producción de tiempo indefinido.

El ingeniero también expresó uno de los desafíos principales, que provoca incertidumbre al momento de invertir en esta alternativa energética, el cual resurgió tras la caída del precio del petróleo a inicios del 2015. Trascendiendo al campo económico que controla el consumo de combustibles fósiles, el petróleo y sus derivados se convirtieron en una opción a bajo precio y rentable. Esto sitúa a las tecnologías ambientalistas en desventaja, pues sus precios parecen elevarse en comparación a los métodos tradicionales, aunque los beneficios a largo plazo sean mayores.

El campo de acción 4E tiene como actores principales a:
Federación de Cámaras y Asociaciones Industriales Centroamericanas (FECAICA).
La Comisión de Integración Energética Regional para Centroamérica y el Caribe (CECACIER)
La Red de Institutos Nacionales de Formación Profesional (Red IFP).
Quienes juntos con INCAE desarrollan los el lineamiento técnico y capacitación académica, para divulgar y adoptar estas técnicas de producción ambiental.

La sostenibilidad ambiental se ha visto impulsada por medio de otras actividades universitarias encaminadas a alcanzar una autosuficiencia energética. Investigaciones sobre el aprovechamiento del biogás, biodiesel, entre otros, son desarrolladas con énfasis en la actualidad. Entre los proyectos realizados por docentes especialistas en el área, destaca la evaluación del potencial eólico y solar en nuestro país. Proyecto trabajado de forma conjunta con entidades gubernamentales.

El objetivo, según lo describe 4E, es consolidar una plataforma de apoyo para los protagonistas implicados, que permita evaluar alcances de la implementación del proyecto y genere una retroalimentación constante con miembros participantes.